Una visión de Cusco, a través del turismo místico

Para quienes solo creen que Cusco se trata de un lugar para ir a pasear, posiblemente no conocen que es llamado el ombligo del mundo, pero que además es lugar cargado de gran energía, y del que se sabe en la antigüedad fue la capital del Imperio Inka. Que es un lugar que cuenta con sitios mágicos y misteriosos en donde aún habitan personas que se encargan de mantener vivas las costumbres ancestrales, que estaban basadas en deidades naturales como el Padre Sol y la Madre Tierra. En esta localidad, durante todo el año se realizan celebraciones místicas.

Al momento de visitar a Cusco, se suele recorrer un circuito en donde es posible conocer la Cosmovisión Espiritual del Hombre Andino, tanto en sus vínculos cotidianos con la naturaleza, como en sus rituales mágicos y religiosos, lo que le permite a los turistas alcanzar el privilegio de ser un invitado especial pero además de poder compartir las distintas experiencias ancestrales como en este caso los son, los «Pagos» a la Tierra, la sanación y los baños de florecimiento.

Los maestros espirituales pueden conducirnos por los senderos de la luz y la armonía, guiados por su sabiduría imperecedera, a través de los cuales es posible lograr un encuentro consigo mismo y sentir la energía de la fuerza de los dioses protectores, tanto de la tierra y las montañas, como de la luna, del sol, los ríos y los lagos, la lluvia y el viento, y todos los elementos naturales que otorgan vida.

Los diversos rituales que allí se realizan, se encuentran dirigidos a personas que solo buscan estrechar vínculos serios y reflexivos con la naturaleza, es por ello que será de suma importancia el hecho de que tengan profundas motivaciones hacia el el auto crecimiento, el equilibrio espiritual y emocional. Como se trata de turismo y las celebraciones se realizan en ocasiones concretas, lo ideal es que se consulte en los centros especializados o bien, con una agencia que se especialice en el turismo de este tipo.

Algunos de los Rituales Místicos que se realizan en la zona y que no dejan de un lado los ritos para el mal de ojo en bebes o adultos, pueden ser:

  • Lectura de la Hoja de Coca.
  • Ceremonia del pago a la tierra.
  • Ceremonia de sanación y purificación con plantas.
  • Ceremonia de sanación y purificación con agua.
  • Ceremonia de los 4 elementos.
  • Retiros de San Pedro.
  • Retiros de Ayahuasca.

Pero el turismo en Cusco, también puede ir acompañado de caminatas pues se trata de un verdadero paraíso para quienes gustan de las mismas. Y es que prácticamente en su totalidad: sierra, valles, mesetas y cordilleras, este paraje alberga distintos circuitos para el trekking buen sea con mayor o menor grado de dificultad.

En Cusco también es posible conocer su lado Clásico visitando la ciudad como tal. Esta será una experiencia realmente inolvidable, que además permitirá develar diversos de los misterios de los Incas, asombrarse por la antigua capital del Imperio Incaico que aún conserva de manera orgullosa las paredes y muros hechos en piedra, evocando la grandeza de su pasado.